Ciencia

Una nueva píldora puede suministrar insulina

La cápsula que libera insulina en el estómago podría reemplazar las inyecciones para pacientes con diabetes tipo 2.
Las inyecciones diarias con aguja pronto serán cosa del pasado para los pacientes diabéticos gracias a este último avance. Un equipo de investigación dirigido por el MIT ha desarrollado una cápsula de fármaco que podría utilizarse para administrar dosis orales de insulina como un medio de reemplazar potencialmente las inyecciones que las personas con diabetes tipo 2 deben administrarse todos los días.

Aproximadamente del tamaño de un arándano, la cápsula contiene una pequeña aguja hecha de insulina comprimida, que se inyecta después de que la cápsula llega al estómago. En las pruebas iniciales, los investigadores demostraron que podían suministrar suficiente insulina para reducir los niveles de azúcar en sangre que son comparables a los producidos por las inyecciones en la piel. También demostraron que el dispositivo puede adaptarse para administrar otros fármacos proteicos. «Esperamos que este nuevo tipo de cápsula pueda algún día ayudar a los pacientes diabéticos y quizás a cualquiera que necesite terapias que ahora sólo pueden administrarse por inyección o infusión», dice Robert Langer, miembro del Instituto Koch de Investigación Integral del Cáncer del MIT y uno de los autores principales del estudio, que fue publicado en Science a principios de esta semana.

Sharing is caring!